martes, 19 de mayo de 2015

Brownie de Chocolate, Moka y Nueces.









La receta de hoy no la he elegido yo. Mi hijo con ganas de comer algo de chocolate  se ha puesto manos a la obra y este ha sido el resultado.

Como otra receta que he subido hecha por el, es una receta que supervisada por un mayor, los niños pueden hacerla perfectamente.

Un brownie con intenso sabor a chocolate, muy húmedo y un toque de café. Su compañero ideal, el helado y un toque de frutos del bosque que contrasten con el dulce hacen une plato ideal para el postre o el café.

Ingredientes:

Para un molde de 20x20cmo un molde rectangular de 25x11

115 gr. de chocolate de repostería.
85 gr. de mantequilla sin sal
225 gr. de azúcar común
30 gr. de harina común
30 ml de leche
1 cucharada de zumo de limón
5 gr. de café soluble (tipo Nescafé)
20 gr. de cacao en polvo
75 gr. de nueces peladas
3 huevos M
Esencia de vainilla.
Una pizca de sal

Preparación:


Fundir el chocolate al baño de maría, cuando haya derretido, agregarle la mantequilla en trocitos revolver hasta incorporar y derretir totalmente la mantequilla, reservar hasta que atempere.
Mezclar la leche y el zumo de limón, reservar.

Cernir los ingredientes secos, la harina con la levadura y el cacao, agregar el café soluble y la pizca de sal, reservar.


Batir los huevos y la mantequilla hasta que  blanqueen, agregar la  vainilla,  sin dejar de batir, echar el chocolate que ya habrá perdido calor y estará tibio o frío, cuando la mezcla este totalmente uniforme agregar la harina en tres partes. batir hasta incorporar.

Luego echar la leche con el limón. parecerá cortada pero no lo esta. estará perfecta para la receta.
Al final, agregar las nueces troceadas, revolver muy bien. Verter en el molde en mantequilla y en harinado.

Llevar al horno pre calentado a 185º C por  60 minutos, el brownie estará hecho pero quedará húmedo y con un intenso sabor a chocolate.







martes, 12 de mayo de 2015

Pastela Moruna







La receta de hoy la descubrí en un restaurante marroquí hace unos meses. Una Pastela moruna, es como un emparedado de pollo con el toque que tiene la comida árabe, un toque suave de picante, un toque dulce y un toque salado, todo esto en un mismo bocado..!!! Hmmmm !!!....Como veis, una receta llena de contrastes.

Ingredientes:

Para el relleno


2 Pechugas de pollo
2 cebollas finamente picadas
4 cucharadas de cilantro
2 cucharadas de perejil
2 cucharadas de jengibre
2 cucharadas de canela
2 cucharadas de cúrcuma
hebras de azafrán
3/4 cucharada de pimienta negra recién molida
4 huevos
1 cucharada de miel
1 paquete de pasta brick o phillo (yo las hice con brick)
Aceite de Oliva

Para la pasta de almendras:

300 gm almendra molida
3 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de agua de azahar

Para decorar

Canela molida
azúcar glass

Preparación:


Poner en un recipiente que pueda ir al fuego, aceite, cuando este caliente, agregar la cebolla finamente picada, (si ya se, parece mucha cebolla, pero no te preocupes, ponla toda y ya veras como luego ni se siente), sofreír por unos 4 minutos, agregar el cilantro, el perejil y las especias, revolver, salpimentar el pollo y ponerlo sobre el sofito que tenemos, darles la vuelta para que se impregnen y dejar a fuego medio. Cuando esten hechas las pechugas, retirarlas del fuego dejando el sofrito a fuego medio bajo, agregar una cucharada de miel, revolver muy bien, dejar reducir el sofrito hasta que este casi seco.

Mientras tanto, deshilachar el pollo y reservarlo. cuando ya ese reducido el liquido del sofrito, batir aparte los huevos y agregarlos a la cazuela, revolviendo suavemente. cuando estén hechos echar el pollo y revolver muy bien. Reservar.

Aparte, en un recipiente, revolvemos la almendra molida, el azúcar y el agua de azahar hasta hacer una pasta (si te parece muy insipida, puedes ponerle un poco mas, tiene que quedar dulce para que contraste con lo salado del pollo). estirarla, con el aro de emplatar que usaremos para montar la pastela, cortamos círculos de pasta y reservamos.

Ponemos un aro para emplatar,  sobre este ponemos un circulo de pasta phillo o brick forrando muy bien el interior del aro (1), rellenamos con el pollo hasta un poco mas de la mitad (2), colocamos  el circulo de almendra que habíamos reservado (4). Pintamos con huevo la pasta phillo que sobra y empezamos a envolver el relleno, doblando un lado de la pasta sobre el relleno (5), pintar con huevo nuevamente, doblar sobre este el lado opuesto de la pasta, pintar con huevo (6) y así los otros dos lados hasta terminar (7). Retirar el aro, darle la vuelta dejando la parte de la envoltura hacia abajo (8) y poner en una bandeja, pintar con aceite de oliva la superficie y llevar a horno pre calentado por 20 minutos. Retirar y regar con canela molida y azúcar glass.






Nota:  

También puedes poner la pasta de almendra al fondo antes de  poner el pollo (3) yo hice algunas así, pero creo que queda mejor cuando la pones al final, así al darles la vuelta, quedará de un lado la pasta de almendra y del otro la canela y el azúcar glass  que regaras al final.

En las fotos se ve la pasta de almendra color marrón, pero es por que le puse un toque de canela a la pasta.

En el corte, puedes ver que no se nota este tono, por que tuve que hacer mas pasta de almendra y al siguiente ya no le puse.

Esta receta admite perfectamente unas pasas remojadas en agua, si te gusta la idea, incluyelas en la lista de ingredientes. He visto otras recetas de Pastela moruna que las ponían en sus ingredientes.








domingo, 10 de mayo de 2015

Buñuelos con relleno líquido de chocolate





Y que otra cosa podía yo hacer?  anuncio Pilar en el reto de Reposteras por Europa, que este mes el país elegido era el nuestro, España y nos quedaríamos cada una en la comunidad de la que eramos, así festejamos el primer cumpleaños del reto.

Pensé en unos buñuelos de viento que  son típicos de Madrid,que se elaboran especialmente para la fiesta de todos los santos del el 1º de Noviembre, y ya que en mi país los buñuelos son salados  y con queso y como me siguen muchas personas de fuera, quería enseñar unos buñuelos dulces y es aquí donde aparece Roberto y su mas que fantástica página Postres con Estilo  y publica unos  de estos que hacen perder el sentido, que te dejan sin habla, por lo menos a mi, pero...por que? primero por que ya he probado mas postres suyos y vamos, que son la locura y presenta unos buñuelos diferentes a los de siempre y además, rellenos de una salsa de chocolate que ya he probado de otra de sus recetas pero esta vez la salsa es líquida y aquí me quede, por que para mí, esta receta lo tienen TODO.

Pilar, esta es mi propuesta para el reto de este mes...








Roberto, lo prometido es deuda. aquí esta la foto. Ya se que no es la mejor, pero prometo mejorarla. Es que casi no llego al reto.

Corred, corred por los ingredientes que esto es como bien dice David, "Una explosión de chocolate en la boca. osea, son !!!!LA BOMBAAAA!!!!



Ingredientes:


250 gr de harina común
50 gr de cacao en polvo
2 gr de sal
14 gr de azúcar (yo puse 20 gm)
250 gr de cerveza Guinness
50 gr de mantequilla fundida
120 gr de huevo (2 1/2 huevos M. Aprox.)
Aceite de girasol para freir 

Para la ganache de chocolate del interior

120 gr de nata para montar (o crema para batir)
200 gr de chocolate con leche
100 gr de chocolate negro 70%

Preparación:


Lo primero es hacer la ganache, ideal el día anterior,  troceamos los chocolates, calentamos la nata y cuando llegue a 90ºC, la retiramos del fuego y la regamos sobre los chocolates, mezclamos muy bien, hasta que se derrita todo el chocolate y se integren muy bien los ingredientes. Llevar  a la nevera por unas 3 horas hasta que compacte, sacar de la nevera y hacer bolas pequeñas con una cuchara pequeña, los las hice de 14 gms, con las palmas de las manos darles forma redonda, igual que con la plastilina, poner sobre un recipiente  y llevar al congelador hasta que endurezcan.

cuando estén duras como piedras, preparamos la masa, cernir la harina y el cacao, agregar el azúcar y la sal, revolver muy bien, incorporar la mantequilla, los huevos batidos y la cerveza, revolver muy bien hasta crear una masa homogénea.

Calentar el aceite hasta llegar a los 180º C, sacar las bolas de ganache del congelador y con ayuda de unos tenedores, sumergir y untar muy bien las bolas en la masa, escurrir solo un poco y ponerlas a freír por uno o dos minutos. A mi con un minuto fue mas que suficiente, hice de a cuatro unidades cada vez, para que el aceite mantuviera la temperatura.
Retirar del aceite y pasar por una toalla de papel de cocina.

Comer recién hechas.

TIPS:

Os cuento un par de cosas que hay que cuidar.

Es clave que la ganaché este muy dura cuando se vaya a freír
Asegúrate de cubrir por completo la ganaché con la masa y no las escurras demasiado. simplemente, lánzala sobre el aceite sin que te salpique, cuando las saques, ya le quitaras los cuernos que les salgan.
Mantén la temperatura del aceite entre 170º y 180º C.
Limpia seguido el aceite del chocolate quemado que flota después de freír unos cuantos buñuelos.

Con estos consejos evitarás que el calor derrita el chocolate y te quede hueca la masa.




martes, 28 de abril de 2015

Cheesecake de dulce de leche y fresas





Esta propuesta de cheese cake es estupendo, por que es muy fácil de hacer y es delicioso, ademas la presentación por los colores lo hace muy llamativo. Ahora con el buen tiempo y que la época de fresas se avecina es un buen momento para probarlo.




Ingredientes:

Para la base:


1 taco de galletas Maria
100 gms mantequilla temperatura ambiente

Para el relleno:

4 cucharadas de dulce de leche (arequipe)
100 ml nata
2 huevos
150 gm azucar
500 gm queso para untar (tipo Philadelphia)
1 1/2 cucharadas de harina

Para el coulis:


50 ml agua
50 ml azucar comun
200 gm fresas


Preparación:



 Para esta receta es preferible un molde desmontable.

Forrar el fondo del molde con papel parafinado (papel para hornear), untar con mantequilla las paredes del molde con un poco de mantequilla.

Triturar las galletas hasta hacerlas migas, mezclarlas con la mantequilla a temperatura ambiente hasta que no queden grumos de mantequilla. Cuando este todo totalmente incorporado, aplanar esta mezcla sobre el molde en el que se prepara el postre.  Yo suelo aplanar con un vaso o un recipiente pequeño de base totalmente plana, cuando este totalmente compactado, llevar a la nevera por 1 hora.
En un recipiente, mezclamos el queso, el azúcar y el dulce de leche, agregar los huevos de a uno en uno,  enseguida echamos la nata y al final la harina tamizada. Mezclamos lo mínimo pero hasta que estén incorporados todos los ingredientes.

Verter esta mezcla en el molde, sobre la base de galletas que tenemos en el frigorífico.

Llevar a horno pre calentado a 180ºC, hornear por 20 minutos y luego bajarlo a 150º C y dejamos hornear una hora aproximadamente, cuando los bordes doren y le falte al centro un poco para estar hecho, apagar el horno y dejar enfriar dentro de este. pasado el tiempo, retirar del horno, dejar enfriar.

Para Coulis de fresa:

Poner un recipiente al fuego con el agua y el azúcar cuando el azúcar se haya disuelto por completo, esperar unos 5 minutos mas y echar las fresas, revolver  y esperar unos minutos mas, retirar las fresas que quieras poner enteras sobre la tarta, sino, dejarlas allí 5 minutos mas. Retiramos del fuego, pasamos el triturador, batimos muy bien y colamos.

Si hemos reservado fresas enteras, las ponemos encima y regamos con el coulis el cheesecake al momento de servir.



miércoles, 22 de abril de 2015

Pescado encocado











Siempre llevamos el lugar de donde somos en nuestro corazón. Por mas lejos que estemos, por mas que nos hayamos adaptado a donde el presente nos tenga, siempre hay recuerdos, imágenes, añoranzas de el lugar en el que crecimos. 

Aunque yo soy del centro del país, la receta de hoy pertenece a la costa pacifica colombiana y por ello este plato a mi me huele a Colombia, prepararlo es mi forma de sentirme cerca de donde vengo.

Un pescado lleno de aromas,  color y mucho sabor.

Ingredientes:


4 filetes de pescado blanco sin piel
1 1/2  tz Leche de coco
1 Copa de vino blanco 
4 cucharadas de tomate pelado y triturado sin semillas. 
1 Cebolla mediana finamente picada
2 Dientes de ajo machacado
3 cucharadas de Pimiento rojo.
3 Cucharadas de Pimiento verde
Guindilla (ají) opcional.
Pimienta negra
Sal.
Aceite.

Preparación:

Picar finamente, la cebolla y  los pimientos, hacer una pasta con el ajo, reservar.



En una cazuela, sellamos el pescado poniendo aceite a fuego alto cuando caliente ponemos los filetes  con cuidado dejándolos por un lado aproximadamente un minuto, darles  la vuelta, para q dore y se sellen por ambos lados. Retirar y reservar. 

Bajar el fuego y en el mismo aceite agregar el pimiento rojo y el verde, revolver un poco, agregar la cebolla, dejar sofreír hasta que se hagan, agregar la pasta de ajo, revolver y poner encima  los filetes de pescado,  agregar el vino, esperar a que se reduzca y regar por encima la leche de coco, sacudir la cazuela para que se mezclen los sabores, echar el tomate, la sal y revolver con mucho cuidado.

Cocer por 10-12 minutos, retirar y servir caliente.

Esta receta se acompaña perfectamente con ARROZ BLANCO, también puede ser con YUCA FRITA o  con PATACON PISAO que es como aparece en la foto.